Las máquinas de banda imprimen sobre un sustrato que se alimenta a la prensa como un rollo o banda continua, en lugar de hojas individuales separadas.